Opinion |

La elección de Constituyentes de Gualeguaychú debería hacerse en 2020

Apresurar la elección de Constituyentes de nuestra ciudad sólo desnaturalizaría la cuestión.

Julio Majul

Opinión

Hay que hacer todo lo posible para que la elección de Constituyentes de Gualeguaychú resulte ejemplar en todo sentido.

Comenzando por remarcar que la fecha adecuada para realizar la Convención Constituyente municipal no debe estar empañada (y mucho menos, desnaturalizada) por cuestiones de baja política electoralista.

Para esto resulta importante tomar las experiencias. Y lo que éstas nos indican es que la elección de Constituyentes debe estar alejada de pasiones electorales.

Basta recordar dos casos: cuando se reforma la Constitución Nacional, en 1994, poca gente votó a conciencia de lo que estaba en juego: la mayoría votaba a favor del pacto Menem/Alfonsín, o en contra, o por la posibilidad de reelección de Menem, o en contra. Poca gente votaba por la existencia o no del Consejo de la Magistratura, o del Jefe de Gabinete; por dar dos ejemplos importantes.

No debiéramos permitir que en Gualeguaychú se vote por Macri o contra Macri, o por el peronismo o por el antiperonismo. Si queremos una Constitución realmente ejemplar (como creo que queremos la abrumadora mayoría de quienes nos importa la cuestión) debemos cuidar que la elección sea por la Constitución que queremos para nuestra ciudad, no por cuestiones partidistas, que enturbian el tema de fondo.

Otro ejemplo: la elección de Constituyentes provinciales, que se hizo en 2007. Fue junto con la elección de gobernador (astuta maniobra del astuto Busti), con lo cual se logró el objetivo bustista; se votaba en bloque por los candidatos bustistas o radicales o lo que sea, no por las propuestas. Propuestas que, justo es decirlo, además brillaron por su ausencia. Porque los partidos priorizaban su interés por cargos de gobierno, y no por lo que veían como casi una entelequia. Así se permitió que (más allá de algunos principios incorporados, generalmente por constituyentes no bustistas) el bustismo consiguió una Constitución a su medida. Para garantizarlo estaba presidiendo el propio George Peter Bushti.

Todo esto es historia, cierto. Pero esto es lo que debemos tener en cuenta para no cometer el mismo error, Si se votara este año, como parece la idea de los gobernantes, se desnaturalizaría algo que es terriblemente importante, que puede poner a Gualeguaychú en la historia grande provincial; y hasta nacional, quizás. Si somos capaces de hacer una Constitución ejemplar. Esta Constitución ejemplar (en sentido literal de la palabra) no puede estar teñida por las pasiones macristas, kirchneristas ni partidistas de ningún tipo. Debemos ser capaces de votar por la propuesta de Constitución que nos satisfaga; no para apoyar o rechazar a Macri, a Cristina o a cualquiera.

Para concretarlo, me parece evidente que la elección de Constituyentes debiera realizarse en abril de 2020, o algo así; lo suficientemente alejada de las pasiones partidistas de este año, y de la holganza de enero/febrero, cuando Gualeguaychú casi que se paraliza.

Si vamos a hacer algo histórico, hagámoslo todo bien.

Dejá tu comentario