Agro | campo | Exportaciones | FARER | Walter Feldkamp

La Mesa de Enlace entrerriana ratificó el paro del campo por 72 horas

Productores de la provincia se reunieron en la rotonda de Crespo y volvieron a rechazar la decisión del Gobierno nacional de suspender las exportaciones de maíz hasta marzo. Por esto mismo, decidieron unirse a la medida nacional, que consta de no comercializar granos durante tres días.

Por Fabián Miró

Sectores que representan a la actividad agropecuaria en Entre Ríos se concentraron el domingo por la tarde en la rotonda de Crespo en rechazo a la decisión del Gobierno nacional de suspender las exportaciones de maíz hasta marzo. Hicieron una asamblea que fue la antesala del paro de comercialización que comenzará este lunes en todo el país.

Fueron tres de las cuatro entidades del sector rural convocaron al lock out para este lunes: Sociedad Rural Argentina (SRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). No se sumó en esta oportunidad la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro). La medida empieza a la hora cero de este lunes y se extiende hasta las 24 del miércoles.

“El Gobierno no ha mostrado ningún tipo de diálogo, no ha querido resolver el tema, y al día de la fecha no tenemos nada desde su parte. Vamos al paro, sin ninguna duda, porque el Ejecutivo nacional no arrimó ninguna parte y no tampoco quiso evitar que los productores tomen esta medida de fuerza”, afirmó a ElDía José Colombatto, presidente de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (FARER).

Inmediatamente, el dirigente rural oriundo de Gualeguaychú sumó más críticas a la administración del presidente Alberto Fernández: “Yo creo van por todo, y que es una cuenta pendiente del último año del kirchnerismo y creo que ahora, lo que no pudieron terminar antes lo van a hacer ahora. Lo que quieren es que el campo esté de rodillas”.

“Durante el kirchnerismo, el promedio de producción de maíz fue de 25 millones de toneladas, pero cuando se sacaron las intervenciones saltó a 56 millones de promedio, y si ahora la vuelven a poner, va a caer de nuevo. Y si vienen por el maíz, que es algo que alcanza para el consumo y la exportación, van a hacer lo mismo con el trigo y la carne. Y a la larga, el que no se beneficia, es el consumidor”, explicó Walter Feldkamp, representante en la provincia de la Sociedad Rural Argentina.

paro del campo (1).jpg

“No somos violentos, pero sí tenemos convicciones firmes. Un Gobierno que viene mintiendo, que interviene mercados, que pone precios fijos, que quita la renta, lo único que genera es pobreza. Argentina era el país con mayor cantidad de clase media de Latinoamérica. Ahora, el resto de los países tiene más clase medias que nosotros, que lo único que tenemos más son pobres”, amplió Feldkamp a ElDía.

El origen del conflicto

“La prohibición de exportaciones de maíz dispuesta por el Gobierno es un boomerang, ya que lejos de conseguir lo que dice el Gobierno que persigue con la medida, provocará que la campaña siguiente haya menos productores que siembren maíz y eso tiene un solo efecto: menor producción y mayor precio”, había dicho Colombatto en la previa de la Asamblea Rural que se realizó en Crespo.

“Es una inmensa mentira que el cierre de exportaciones de maíz provocará que bajen la carne, el pollo y el cerdo. Jamás medidas de este tipo tuvieron esos resultados”, reprochó y finalmente concluyó: “Lo que va a haber es una transferencia de recursos a grupos afines al Gobierno que ahora pasarán a ganar más, pero llevándose puesto a los productores, a la producción futura y a los argentinos, ya que serán ellos –al reducirse las exportaciones– los que pagarán el ajuste por la merma de dólares”.

Dejá tu comentario