Editorial | paranormal | tecnología

La mítica Área 51 y la conjura extraterrestre

El viernes pasado unas 3.000 personas se agolparon frente al Área 51, una base de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, con la intención de liberar a alienígenas que estarían presos allí.

Se esperaba que hubiese un asalto masivo a la instalación militar, pero resulta que la convocaría por la redes sociales terminó en un fiasco, y con sólo 5 detenidos.

El evento volvió a reactivar el misterio que rodea al Área 51, también conocida como Groom Lake o Homey Airport, una base situado en una zona desértica, en el sur del estado de Nevada, cuya existencia fue reconocida oficialmente recién en 2013.

El celoso secreto que el gobierno estadounidense mantiene sobre la zona generó miles de especulaciones y teorías conspirativas desde la década de 1950. Muchos creen que allí se oculta información sobre la vida extraterrestre y que en el sitio hay un frecuente avistamiento de ovnis.

El sitio fue creado por orden del presidente Dwight Eisenhower a mediados de 1950, pero de él no se sabía nada hasta que la agencia de inteligencia estadounidense confirmó su existencia en agosto de 2013.

La naturaleza reservada y la indudable conexión con investigaciones de aeronaves clasificadas, junto con informes de fenómenos extraños, han convertido al Área 51 en una pieza central del folclore moderno de los ovnis.

Los que adhieren a la ovnilogía (o ufología) con todos sus temas conexos -abducciones, encubrimientos de los gobiernos- están convencidos de que en esa zona se realizan actividades poco convencionales.

Por ejemplo el almacenaje, examen e investigación de una nave espacial extraterrestre, el estudio de sus ocupantes (vivos o muertos) y la manufactura de naves basadas en tecnología extraterrestre.

Especulan, además, de que en la base tienen lugar reuniones con extraterrestres, y que en ese sitio se incuban exóticas armas de energía (para defensa estratégica), dispositivos para la manipulación del clima, se desarrollan viajes en el tiempo y tecnología de teletransportación.

El Área 51 ha sido el fetiche de los grandes teóricos de la conspiración, dando lugar a numerosas obras de ficción que han marcado el imaginario del público y sobre todo ha sido un caldo de cultivo para los fanáticos de lo paranormal.

Entre estos últimos hay grupos esotéricos y místicos que alegan historias radicales, como los Raelianos, que creen que la Tierra fue creada por una raza alienígena llamada Elohim, o los seguidores de David Icke, que predica que la raza humana fue engendrada por reptiles de la constelación Draco.

La desclasificación de los documentos sobre la base militar le ha dado material a Hollywood. “Area 51” es una película de 2015 dedicada enteramente al misterio que rodea a esta base ubicada en mitad del desierto.

Tiene los ingredientes clásicos: seres inteligentes con grandes ojos negros y tres adolescentes aventureros. La producción se basa en otra de 1998 titulada “Alien Abduction: Incident in Lake County”. Lake County es otro de los nombres que recibe el destacamento militar, así como Paradise Ranch o Dreamland.

Varios sondeos dan cuenta que es alto el porcentaje de la población de los principales países occidentales que piensa que los extraterrestres no son sólo cosa de películas.

Según datos publicados en YouGov (2015), ese porcentaje abarca más del 50% de los consultados. Una mayoría de británicos, alemanes y estadounidenses asumen como un hecho que existen seres vivos más allá de nuestro planeta.

Dejá tu comentario