Editorial | Salud

La polémica que generan los cigarrillos electrónicos

Michigan se convirtió en el primer estado norteamericano en prohibir los cigarrillos electrónicos con sabor dulce, alegando que el vapeo juvenil se ha constituido en una emergencia de salud pública.

La prohibición, de extenderse a otros estados, podría significar un golpe durísimo para la industria tabacalera, que a través de estos dispositivos busca sobrevivir, mostrando inventiva para seguir en el mercado.

Los cigarrillos electrónicos (e-cigarettes) y las pipas de agua electrónicas (e-hookahs) le permiten al usuario inhalar un vapor que puede contener nicotina y químicos, así como diferentes aromas y sabores.

La mayoría tiene un dispositivo de calentamiento accionado por pilas. De tal forma que cuando el usurario inhala, el calentador se enciende y eleva la temperatura de un cartucho de líquido hasta que sale vapor. El cartucho puede contener nicotina o aromas y químicos.

A nivel mundial, las nuevas leyes de control del tabaco y el declive de las ventas han impulsado a las tabacaleras a rediseñar sus productos. Las empresas del sector, por tanto, con pipas de agua y cigarrillos electrónicos reorientan su negocio.

Pero en junio pasado la ciudad de San Francisco prohibió la venta de estos artículos, una tesitura que asumió recientemente el estado de Michigan, cuyas autoridades criticaron que la industria usa cartuchos con sabores dulces, como chicle o fruit loops (cereales frutales), para enganchar a la gente joven con la nicotina, con consecuencias potencialmente adversas.

Además de los cartuchos con sabores dulces, la prohibición se aplicará a productos que usen sabores como menta y mentol. Pero la prohibición no cubre los cigarros electrónicos sabor tabaco.

La gobernadora Gretchen Whitmer, explicó en una entrevista que ordenó la prohibición después de que el departamento de Salud del estado encontró que el vapeo juvenil se ha constituido en una emergencia de salud pública. La acción fue anunciada oficialmente el miércoles.

“Mi prioridad número uno es mantener a nuestros niños seguros y proteger la salud de las personas de Michigan”, explicó Whitmer.

La gobernadora también prohibió las descripciones engañosas de productos de vapor como “claros”, “seguros” y “sanos”, y ordenó la aplicación de una prohibición existente para la publicidad de los cigarrillos electrónicos.

Sin embargo los defensores del vapeo denunciaron la prohibición de Michigan como equivocada y predijeron que se dirigiría a un mercado negro masivo de productos prohibidos.

“Este descarado intento de prohibición de puerta trasera cerrará varios cientos de pequeños negocios en Michigan y podrían enviar decenas de miles de exfumadores de regreso al mortal combustible de los cigarrillos”, dijo en un comunicado el presidente de la American Vaping Association, Greg Conley.

Muchos defensores del vapeo admiten que los efectos a largo plazo de los cigarros electrónicos no se conocen. Argumentan que el vapeo es más seguro que fumar cigarrillos tradicionales, cuyo hábito hoy es responsable de más de 5 millones de muertes anuales a nivel mundial.

En Argentina y en otras partes del mundo estos nuevos dispositivos se están extendiendo cada vez más. Confirmando así que el tabaquismo, con estos nuevos formatos, lucha por mantener su reinado, mediante la estrategia de presentarlos como “menos nocivos”.

Hoy muchos adolescentes se inician en el consumo de nicotina envueltos en “el boom del vapeo”. Según los reportes, fue la moda en el verano 2019 en Punta del Este.

Temas

Dejá tu comentario