Ciudad | pami | Salud

Nuevo centro en zona norte: "Trabajamos por el bienestar de nuestros adultos mayores"

El Centro del Adulto Mayor Zona Norte obtuvo la personería jurídica 156/19 y trabaja para ser beneficiario del PAMI. Integrantes de la flamante Comisión Directiva dialogaron con El Día. La zona de influencia es muy amplia y abarca a unos 1500 jubilados. El centro está conformado por personas de la tercera edad y jóvenes que trabajarán con los adultos mayores.

Carlos López es el presidente de la Comisión Directiva, junto al secretario Carlos Ruíz, la tesorera Mirta González y el vocal Claudio López, recibieron a ElDía en la casa de la familia Ruiz ubicada en el barrio La Cuchilla. La vivienda es el domicilio legal del Centro, hasta que el mismo cuente con un espacio propio.

Carlos López es vecino del barrio; contó que la iniciativa “nació de una conversación con mi esposa hace poco más de un año. Hoy-sigue- estamos cosechando los frutos de esa charla, aunque ella ya no este, dijo con lágrimas en los ojos, con nosotros. Falleció hace dos meses y diez días, contó con mucho pesar”. La idea-continúa- era la de “hacer algo para que los jubilados de la zona norte de la ciudad no tengan que gastar lo poco que ganan en viajes en Remis a buscar el magro bolsón que PAMI les otorga a los jubilados”.

Dijo que una de las metas que se propuso la directiva del Centro es que dichos bolsones lleguen a nuestro barrio, concretamente a esta casa que tenemos como domicilio legal y que “los abuelos puedan retirarlos sin tener que abonar dos viajes”.

López comentó que han mantenido reuniones con “dirigentes del club de los Abuelos, gente que nos transmitió su experiencia y saberes que podemos replicar en la zona norte de la ciudad”. Remarcó que el centro tiene injerencia en un radio muy amplio, que contempla a unos 1500 jubilados, en la zona comprendida entre calles Clavarino, Federación, Primera Junta y Boulevard Montana.

Son “varios los proyectos que tenemos en mente, uno de ellos contar con nuestro propio espacio físico, aunque la idea es la de ir paso a paso”, expresaron. Además, el dirigente remarcó la tarea del titular del Área del Adulto Mayor del Municipio Víctor Hugo Lapido, funcionario que se “preocupó para que este centro sea una realidad, al igual que el presidente Municipal, Martín Piaggio”.

Mirta González, tesorera del Centro, calificó al bolsón de alimentos del PAMI como el “bolsón de la vergüenza porque lo que le dan a los abuelos es ínfimo. Un paquete de fideos, otro de arroz, una lata de pescado, leche en polvo, mercadería que tiene el mismo valor de un viaje -ida y vuelta- al club de los Abuelos para retirarlo. Muchos abuelos no pueden moverse de su casa por cuestiones de salud y ese bolsón, por más miserable que sea, ayuda en su magra economía, siempre y cuando lo reciba en un lugar cercano a su domicilio, o alguien se lo acerque”. Claudio López (26), el integrante más joven de la comisión señaló que el centro “tiene la particularidad de que está conformado por adultos mayores y jóvenes que podrán brindar asistencia a las personas mayores de 60 años que no cuentan con mayores recursos, limitaciones físicas que les impiden asistir a eventos, reuniones o desarrollar trámites varios y demás”.

La realidad de la zona norte

Mirta indicó que “muchos abuelos viven solos y si bien tienen familiares, algunos se acuerdan de estas personas mayores cuando tienen que ir a cobrar los haberes. Nada más que en esa fecha, porque si el abuelo no firma, no se cobra la jubilación”.

Por otra parte, manifestó que le molesta que cuando “pasa algo en el barrio, enseguida se nos califica como los ‘negros de La Cuchilla’, cuando la enorme mayoría trabaja para llevar un plato de comida a su casa. No todos somos ‘chorros’ como se dice vulgarmente, y cuando nos estigmatizan de esa manera genera mucha bronca e impotencia”.

Dejá tu comentario