Policiales | GUSTAVO RIVAS | Gualeguaychú | gustavo rivas

¿Qué dijo la política? Gustavo Rivas fue repudiado desde ambos lados de la grieta

Referentes del área de Derechos Humanos y una diputada nacional de Cambiemos expresaron su opinión sobre el fallo. Desde ambos lados criticaron tanto el fallo como al rol de la sociedad durante los años en los que actuó el abogado condenado.

“El ‘ciudadano ilustre’ Gustavo Rivas fue condenado a 8 años de prisión por promoción a la corrupción y prostitución de menores en Gualeguaychú. Solo fue condenado por una de las 12 acusaciones”, escribió en su perfil de la red social Twitter la diputada nacional del bloque Cambiemos Yanina Gayol, quién inmediatamente puso sus reparos al fallo de los jueces: “Tenemos que seguir trabajando para proteger a las víctimas de delitos contra la integridad sexual. El horror no puede prescribir”.

gayol 01.jpg

De esta manera, el hecho de que gran parte de las denuncias contra Rivas hayan terminado cayendo por el hecho de que los jueces Alicia Vivian, Arturo Exequiel Dumón y Mauricio Derudi consideraron que había pasado demasiado tiempo entre el hecho y el juicio por lo que quedaban prescriptas.

En el mismo sentido se expresaron el titular del área de Derechos Humanos Matías Ayastuy y el responsable de la de Niñez, Adolescencia y Familia Javier Villarreal, aunque en el balance rescataron aspectos positivos de los resultados conseguidos en esta primera instancia: “Esta condena, si bien puede resultar insuficiente en términos de pena, creemos que representa un importante avance cultural para comunidad”.

“Porque cuando una sociedad construye y fortalece una cultura de la verdad, del respeto, que concibe a los niños, niñas y jóvenes como sujetos de derechos, y es capaz de escucharles, las condiciones para que este tipo de delitos suceda se reducen considerablemente”, continuaron en un comunicado que redactaron en conjunto.

Ayastuy TAPA .jpg

Sin embargo, ambos funcionarios municipales enfocaron su crítica al comportamiento social que tuvo gran parte de la comunidad no sólo a la hora de defender al condenado durante su proceso judicial sino por no hacer nada cuando se perpetraron los delitos.

“Gustavo Rivas no podría haber abusado de la manera que lo hizo de jóvenes y niños, amparándose sólo en el absoluto secreto. Lo hizo, peor, en ese sutil y perverso equilibrio entre lo privado, lo sospechado, y esa inmunidad social que volvía a la verdad inconveniente e indecible. Reivindicamos a los sobrevivientes, que con tanto coraje han dado su testimonio a pesar de lo difícil que es relatar una vivencia traumática de esas características”.

Dejá tu comentario