Editorial | Salud | turismo

Termas, el atractivo Invernal de Entre Ríos

Los turistas que están llegando a la provincia, aprovechando el receso de invierno, son atraídos por la enorme y variada oferta de termas y spa, diseminada en distintas localidades.

Ya se nota una gran demanda de plazas hoteleras en las ciudades que conforman el corredor termal de Entre Ríos.

La llamada temporada alta invernal coincide con el momento en el cual los bonaerenses salen de vacaciones e inundan los centros turísticos. A eso se le suma el hecho de que ha mejorado el ingreso de público limítrofe, como el de la República Oriental del Uruguay, atraído por la diferencia del tipo de cambio.

En esta época la búsqueda de tratamientos de salud, a través de termas y spa, coloca a Entre Ríos como destino privilegiado. La evolución aquí del termalismo ha sido sorprendente.

Un fenómeno que se ha dado a tono con la expansión del turismo como actividad económica. El dato es que mientras la explotación del recurso en jurisdicción provincial arrancó a partir de 1994, hoy existen 15 centros termales distribuidos en 13 localidades.

El termalismo ha abierto nuevos horizontes turísticos en esta provincia desarrollando con fuerza el turismo de bienestar y salud en ese ámbito.

La variada oferta para practicar el turismo de bienestar en Entre Ríos, reconocida como la Capital Nacional del Termalismo, incluye Basavilbaso, Chajarí, Colón, Concepción del Uruguay, Concordia, Federación, Gualeguaychú, La Paz, María Grande, San José, Victoria, Villa Elisa y Villaguay.

Los complejos termales entrerrianos cuentan con núcleos de piletas termales cubiertas y descubiertas, de aguas dulces y saladas, cascadas, hidrojets, parques acuáticos, restaurantes con cartas regionales, proveedurías, sectores de parrillas, juegos para niños y un completo catálogo de opciones de hospedaje.

Entre Ríos fue pionera en la creación de parques termales en los que se pueden tomar baños con aguas surgentes y saladas, además de realizar tratamientos de belleza, cuidado de la salud y estética y de bienestar.

Argentina cuenta con 400 fuentes termales naturales distribuidas en 21 provincias, de las cuales 200 están disponibles para su explotación, aunque en solo 66 se realizan actividades y 55 tiene infraestructura para recibir al turismo.

Entre Ríos invita a reponer fuerzas y descansar con la comodidad que ofrecen más de 125 amplias piscinas, cada una con diferentes características y propiedades. La diagramación de cinco circuitos permite recorrer más de un complejo termal en poco tiempo.

En el circuito Costa del Paraná, se encuentran complejos termales ubicados en las localidades de La Paz, María Grande y Victoria. El circuito Centro cuenta con termas en las localidades de Basavilbaso y Villaguay; mientras que Chajarí, Concordia y Federación conforman el circuito Costa del Uruguay.

Termas y Palmares es otros de los circuitos que propone recorrer complejo termales en las ciudades de Colón, San José y Villa Elisa. Finalmente, en el circuito del Sur Entrerriano, se pueden visitar las termas de las localidades de Concepción del Uruguay, Pueblo Belgrano y Gualeguaychú.

En este contexto, nuestra ciudad se ha convertido en un imán para disfrutar de las vacaciones de invierno. A las termas y el casino, y a las propuestas ligadas al turismo naturaleza, para esta época la ciudad agrega una oferta cultural especial.

Dejá tu comentario