Ciudad | Alberto Fernández | carnaval | discriminación | Educación

Titi Ricciuto: "La crítica a un drag queen muestra una homofobia declarada"

Ideologías y posturas políticas tendrán siempre un espacio para el debate y la discusión, pero ¿qué pasa cuando se toma el arte o la identidad sexual como un disparador para discursos violentos? La respuesta de "Fobo" fue contundente: "El amor vence al odio".

Mónica Farabello

El hijo del presidente electo, Alberto Fernández fue la excusa para que miles de voces homofóbicas se alcen contra la diversidad. Estanislao representa personajes a través del arte drag queen, lo que le valieron críticas, apoyos y una gran mezcla entre las simpatías y antipatías políticas y la homofobia declarada.

ElDía conversó con uno de los artistas drag queen más reconocidos por su trabajo: Titi Ricciuto también es conocido como Oxiura Mallman o como Fobo, por su trascendente personaje de Marí Marí.

Se refirió a la importancia de la educación y la sensibilización, y explicó las importantísimas diferencias entre el arte drag queen y la identidad de género.

¿Qué es ser Drag Queen?

-Es netamente un hecho artístico. Uno no es un drag queen cuando va a comprar al supermercado o en su vida cotidiana como si fuera parte de la identidad de género. Es importante que diferenciemos sexualidad de identidad de género. Yo me visto como varón y así me muestro frente a todos, pero en mi tarea artística, voy mutando a través de distintos personajes que pueden ir hacia lo femenino o pueden ser animales monstruosos o mitológicos.

El arte Drag Queen nos permite jugar con múltiples facetas. De hecho, los drag queen trabajamos mucho con la estética, con los atuendos, los colores y usamos como elemento fuerte, los tacos. Eso es un punto identitario de nuestro arte que se inserta en el mundo del transformismo.

¿Se cae en el error de relacionar la homosexualidad con el arte dragg queen?

Totalmente, pero es un claro error. Están los drag queen y las drag King, que son mujeres que juegan otros roles. De hecho, conozco una drag King que hace muy poco fue mamá y trabaja en muchos boliches haciendo personajes. Es una estética artística donde se toma al rostro y al cuerpo como un bastidor. El artista lo convierte en lo que quiere.

Todos los drag queen que conozco viven de esto; es un trabajo, ya sea en boliches, en eventos o en el carnaval. Yo viví muchos años de este trabajo.

Titi Ricciuto Fobo.jpg

¿Existe una discriminación hacia el arte drag queen o la aparición de Estanislao Fernández fue tomado como un hecho político?

Hay un poco de todo. La gente que critica de manera agresiva a un drag queen está mostrando una homofobia declarada; sino directamente no se comprende.

Esta homofobia puede tener raíces en la ignorancia pura o puede ser desde la conciencia que rechaza al homosexual. En los dos casos es terrible igual.

El caso de Estanislao es tomado como un punto de ataque hacia su padre, donde mucha gente exacerba esta homofobia relacionada a lo político.

Yo celebro esta nueva familia presidencial tan disfuncional, porque venimos de otro modelo donde nada se mueve de su lugar: la señora que viste trajes de diseñadoras, la nena divina y todo perfecto. Esto también se traduce en un fuerte mensaje de los medios de comunicación.

Hemos escuchado hablar a modelos de renombre como Valeria Mazza, refiriéndose a la familia como una cuestión estética. Es terrible.

¿Esta familia viene a romper con ese paradigma instalado?

Exacto. Pero yo no quiero hacer una crítica a la familia tradicional, pero sí quiero que nos preguntemos porqué nos acercamos a una estética de familia, y no a un contenido de familia. Sobre todo en una era de diversidad; entonces lo de Estanislao me parece maravilloso porque viene a traernos un poco de oxígeno. Esto nos hace muy bien, pero también despierta a las ferias.

¿En algún momento tuviste que atravesar escenas de discriminación por encarnar el arte drag queen?

Sí. En 2013 me hicieron una entrevista muy linda que luego se replicó en otros portales y aparecía en un sitio muy visitado desde todas partes del mundo. Había una foto mía y hablábamos de un maquillaje inspirado en los pavos reales.

Pasó un año y lo volví a ver: No podía creer el nivel de los comentarios. Algunos eran divinos pero había otros tantos muy violentos; hay personas que todavía consideran que ser homosexual es una enfermedad.

¿Se puede convivir socialmente con un discurso que anula, discrimina o niega al otro?

Claramente no. Podemos convivir con distintas ideologías porque podemos pensar cosas diferentes del Presidente o de la política, pero discutir la homofobia es otra cosa. Ahí hablamos de un discurso totalmente verticalista donde no hay opción de otra cosa; hay una verdad absoluta.

Entonces podemos hablar de libertad de opinión cuando circulan distintas ideologías que subjetivan la verdad: cada uno ve la suya, pero el insulto y la discriminación no llevan a ningún debate. Hay que ser muy claro en esto.

Titi Ricciuto.jpg

¿Cuál es el camino para lograr una mayor tolerancia a la diversidad?

Se han logrado avances. Sin ir más lejos, en Aluminé que es el pueblo donde vivo yo en Neuquén, tiene un área de Diversidad, y la provincia también cuenta con el mismo espacio.

El área en Aluminé está dirigida por un chico trans. Está haciendo un enorme trabajo de sensibilización en todas las escuelas. Emiten un video que se filmó en la ciudad donde explican qué es ser gay, qué es ser trans, qué es ser lesbiana; porqué los drag queen entran en el orden artístico.

La salida la vamos a encontrar a través de la sensibilización, de mostrar para que se conozca. Esto de mostrar al hijo de Bolsonaro con un arma y a Estanislao Fernández con la estética drag queen, como para ver qué genera más orgullo, es un mensaje que preocupa. Tenemos que ser conscientes que estos mensajes engendran odio y violencia. No es un chiste esto, es mucho más grave de lo que uno cree, porque a las chicas trans las siguen matando. La educación y la sensibilización ordenan y contienen; ese es el mejor camino.

Travesti, transexual, transgénero

Juliana Martínez es coordinadora de proyectos en Sentiido. Además es Doctora en Lenguas y Literaturas Romances (Universidad de California, Berkeley) y profesora de Género y Sexualidad y Literatura Latinoamericana en American University (Washington DC).

A través de un artículo publicado en Sentiido explicó las distintas definiciones:

Que es ser trans: Las identidades trans son amplias y diversas. Trans es un término que cada vez toma más fuerza sobre todo en el discurso académico y del activismo en los Estados Unidos. La idea es señalar que trans es un término “sombrilla” que acoge diferentes identidades y expresiones de género: transexuales, travestis y, en general, a quienes cuestionan el binario entre hombre/mujer como única opción de identificación individual y social.

Transgénero: Por transgénero se entiende una persona que siente una disonancia entre el sexo que se le asignó al nacer y su identidad de género. Es decir que, si al nacer se le asignó el sexo masculino, la persona se identifica como mujer y, en consecuencia, inicia un proceso de transición para que su cuerpo esté más alineado con su identidad.

Algunas personas transgénero toman hormonas o se hacen cirugías para lograr esta afinidad. Sin embargo, como las personas “cisgénero”, es decir, quienes sentimos una concordancia entre el sexo que se nos asignó al nacer y nuestra identidad de género, no todas las personas transgénero tienen la misma idea de lo que significa “ser mujer” o “ser hombre” y se sienten cómodos en distintos estadios de su transición.

Transexual: es un término que usualmente se utiliza para designar a las personas que han concluido su transición hacia el género deseado. En otros términos, esto quiere decir los que han tenido una cirugía de reasignación genital o quienes consideran dicha cirugía como fundamental para su identidad de género.

Travesti: Esta palabra enfatiza el vestido y se centra en el acto de ponerse la ropa y los accesorios asignados al género opuesto al que la persona pertenece.

Drag Queen o Drag King: Hace referencia a una representación artística, exagerada y dramática del género opuesto al que pertenece el artista.

Dejá tu comentario