Ciudad | Medioambiente | CODEGU | Martín Piaggio | Parque Industrial

Villamonte sobre el caso contaminación: "El sobreseimiento fue un acto de justicia"

La titular de la dirección de Medio Ambiente municipal, Susana Villamonte, señaló que se hizo justicia con su sobreseimiento y el de otras dos personas en relación a una denuncia por supuesta contaminación de la cañada de Melgar. La causa pasó por la Justicia local, luego que la Federal se declarara incompetente.

El juez de Garantías Tobías Podestá dictó el sobreseimiento de Susana Villamonte, Juan José Benedetti (PIG) y Ariel Destéfano (Codegu) por la causa de contaminación del Parque Industrial Gualeguaychú.

Este jueves tuvo lugar la audiencia que culminó con el proceso judicial iniciado a raíz de una denuncia de un vecino de los vecinos del Barrio Don Pedro ante la UFIMA (Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente) por la contaminación de la cañada Melgar. Todos los imputados fueron sobreseídos, entre ellos Susana Villamonte, directora de medio ambiente de la municipalidad, quien se desempeñó como vocal auditora -con voz pero sin voto- en una comisión que se completaba con Juan José Benedetti, quien presidía la Comisión del PIG, y Ariel Destéfano, presidente de la Corporación del Desarrollo de Gualeguaychú -Codegu-.

Villamonte aclaró que nunca estuvo imputada como funcionaria municipal, y destacó que en el “fuero penal se necesitan personas físicas para imputar, no miembros de instituciones o la misma institución. En este caso, la comisión administradora del Parque industrial está integrada por siete personas, de las cuales tres representan a la Codegu, tres a distintas industrias y un auditor municipal que puede ser cualquier ciudadano, designando a mi persona el intendente Martín Piaggio.

Relató que la historia comenzó con la denuncia de un vecino del barrio Don Pedro, ubicado al otro lado a la autopista que pasa por el Parque Industrial, por la supuesta “contaminación de la Cañada de Melgar”. La denuncia fue a la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra el Medio Ambiente que poco después (en octubre del 2016) se hizo presente y tomó muestras en distintos puntos de la cañada. En uno de esos lugares detectó, según la ley nacional, 0.005 de plomo en una muestra cuando lo permitido es 0.001.

La acusación de la Ufima fue por "adulteración y contaminación de aguas", figura contemplada en los artículos 55 y 57 de la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos.

La funcionaria expresó que una “imputación es una investigación que se realiza contra determinadas personas, a los fines de saber si amerita ser llevado a juicio o no”.

Por otra parte, Villamonte señaló que tiene 68 años, “todos vividos y trabajados en Gualeguaychú, como profesional de la medicina y en la función pública en forma transparente y honesta. La verdad es que me molestó mucho quedar en estado de sospecha, y hasta ser señalada como culpable. Mi conciencia está tranquila, amén que haya quedado expuesta a una serie de dichos y demás”, expresó.

“Recorrimos un camino de dos años con absoluta tranquilidad, asesorados por abogados extraordinarios, arribando a un final en donde todo quedó aclarado, aunque esos dos años no resultaron sencillos”, contó Villamonte.

Cabe destacar que posteriormente a la denuncia, se amplió la “planta de tratamiento de efluentes industriales y se concretó la obra que termina con el volcado de lo tratado en el río Gualeguaychú aguas abajo”.

Dejá tu comentario