Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | cocaína | Derechos Humanos | Educación | Salud

Adicciones en Gualeguaychú: La enorme tarea del Hogar de Cristo

Paula Angelini es psicóloga y desde el 2013 trabaja en la conformación del Hogar de Cristo. La primera sede o espacio físico fue inaugurada el 8 de enero de 2015. Lo lograron con la ayuda del entonces Obispo Jorge Lozano en el salón comunitario de La Cuchilla. Allí trabajaron un puñado de profesionales y voluntarios.

Mónica Farabello

Paula recordó que “dos años antes empezaron las reuniones con voluntarios. Ahora hay 5 centros: Nazareth que construyó su casa propia en la misma manzana del Obispado; el Padre misericordioso donde duermen los chicos; otro centro de mujeres que se llama Corazón de María, y otro centro en la parroquia Asunción de María en el barrio 338.

“La mujer en consumo es realmente muy difícil de abordar porque hay niños institucionalizados, entra la tarea de Copnaf, la prostitución y luego el deseo de revinculación cuando empiezan a dejar el consumo”, relató Paula Angelini en diálogo con ElDía.

“El Hogar es un puente para potenciar el trabajo de las instituciones. Trabajamos con Conín, Copnaf, las salitas de salud y las escuelas”, evidenciando un entramado social para dar contención y respuestas a múltiples problemáticas; no sólo la adicción.

Los primeros en poner en marcha este Hogar que da tantas respuestas a las personas en consumo, fueron el doctor Dardo Caraballo, Sofía Bordoli que hoy se encarga de toda la parte administrativa; el abogado Francisco Sobral y la psicóloga Paula Angelini.

Actualmente cuentan con la ayuda de Sedronar, aunque los recursos no logran cubrir la enorme demanda que crece día a día.

Paula resaltó que la pandemia fue un antes y un después en el trabajo de los diferentes centros. “La problemática de la noche se nos vino encima. Vimos un vacío del Estado al que tuvimos que darle respuestas… ahora hacemos viandas al mediodía para 250 personas, solo en el Nazareth”.

“Hay mucha necesidad. No es sólo adicciones. Hay tanta necesidad; falta de trabajo, de vivienda, situaciones de violencia, falta de educación, falta de acceso a la salud. Nosotros empezamos a abordar y tratar de dar respuesta. Trabajamos sin horarios. Hay mucha gente en extrema vulnerabilidad, y nosotros buscamos dar la ayuda para restaurar esa trama y reinsertar a esa persona con sus vínculos. Nuestra labor es territorial y comunitaria”, indicó la profesional de la salud mental.

¿Por qué bajó el consumo en pandemia?

La cuarenta cambió todo: Después de marzo del 2020, los referentes del Hogar de Cristo observaron que bajó el consumo extraordinariamente y emergieron otras problemáticas.

“Vimos mucho descenso del consumo de cocaína. Creemos que tuvo que ver con el cierre de los ingresos a la ciudad y el mayor control en las rutas. Yo personalmente me ponía feliz de ver a esas mujeres que subían de peso porque se alimentaban, en vez de consumir y estaban con sus chicos en sus casas, o se iban a la casa de sus abuelas para estar contenidas”, dijo Paula Angelini.

La profesional resaltó que “la Ley de Salud Mental incluye a las adicciones desde una mirada de los Derechos Humanos. Ahora ya no se puede internar sin consentimiento; se comenzó a desmanicomializar a los internos y se externaron muchísimos pacientes. Es una Ley que le pone luz a muchas situaciones. Todas las personas tienen derechos y esta Ley obliga a tratarlos en un hospital para que tenga el acceso a la salud que tiene cualquier paciente”.

El trabajo articulado con el Hospital

Hasta marzo del 2020, el Hospital contaba con un dispositivo para abordar las adicciones que se creó por la articulación que generó con el Hogar de Cristo. “Para diferenciar la atención de las adicciones a otras temáticas de la Salud Mental, se creó este dispositivo”, resaltaron.

“En la pandemia se cambió la modalidad y se comenzó a atender de manera telefónica… y funcionó maravillosamente”, opinó Paula y agregó que sus chicas “tenían su turno, su atención psicológica y se pautaba hasta la medicación”.

CÓMO CONTACTARTE CON EL HOGAR

Encontralos en el Centro barrial Corazón de María destinado a mujeres en el barrio La Cuchilla (Belgrano 747)

Centro barrial Asunción de María, en barrio 338. (Parroquia Asunción de María). Este centro está destinado para hombres y mujeres.

Centro barrial Nazareth (sólo para varones) está ubicado en Juan B. Justo 525 de 9 a 18 horas.

Acercate de mañana: De 9 a 12 horas.

El Centro barrial Munilla funciona de tarde en calle Mitre 519.

Dejá tu comentario