Me-Gusta-960x120-CARO
Ciudad | barbijos | Consejo General de Educación | coronavirus | Covid-19 | Educación

El CGE decidió que este año los alumnos pasarán de año con el 70% del conocimiento adquirido

El regreso a las escuelas dejó al descubierto lo que la pandemia afectó a la educación. "Pareciera que los chicos no recuerdan lo que aprendieron el año pasado", manifestó la titular de la Dirección Departamental a ElDía. Por esto mismo, durante el último trimestre se dejará de evaluar de manera cualitativa y se pasará al sistema numeral. Además, está descartado que en este ciclo lectivo se pase de año de manera automática.

Amílcar Nani

Hace una semana, tras el receso invernal se intensificaron las clases presenciales en la provincia de Entre Ríos con la implementación del horario completo. En otras palabras, desde el lunes 26 de julio quedaron sin efecto las cuatro horas máximas por día de presencialidad y los estudiantes de Inicial, Primaria y Secundaria tuvieron clases con la carga horaria completa que establece la estructura curricular de su jardín o escuela.

Y si bien permanece el sistema mixto en las escuelas que lo requieren por la situación sanitaria local y la cantidad de estudiantes de cada curso –no más de 15 por aulas–, la semana de presencialidad de cada burbuja fue completa: de lunes a viernes y con la carga horaria que determina la propuesta pedagógica de la institución educativa a la que concurren. Solo las escuelas de la modalidad Especial continuaron con algunas excepciones.

“La idea, dentro de la educación, es volver lo más posible a una presencialidad cuidada. Ya hemos comprobado que el contagio no es en las escuelas, justamente porque se cumplen todos los protocolos, toda la limpieza exigida, todo el personal no docente trabaja el doble para tener esta limpieza necesaria, ya sea en los sanitarios, las aulas y los patios. Y eso lo vemos”, informó a ElDía la titular de la Dirección Departamental de Escuelas (DDE) Marta Irazábal.

“Dentro de las escuelas los chicos están respetuosos de los protocolos porque se lo exigen todos los docentes. Hemos repartido desde la DDE barbijos para cuando se lo olvidan y hay alcohol en todas las aulas. Los chicos están respetuosos dentro de las escuelas, pero afuera no te lo puedo decir porque es responsabilidad de la familia”, amplió la directora de la DDE.

Sin embargo, con el regreso a la presencialidad, también quedó al descubierto gran parte de los estragos que provocó la pandemia en el cuerpo estudiantil. Chicos retraídos, sin ganas de sociabilizar, sin la necesidad del tener que compartir, sin la enseñanza básica de los aspectos más importantes en la construcción de una convivencia.

“Algunos chicos hasta están temerosos de volver a jugar, y creo que tenemos que hacer un gran trabajo desde lo emocional para poder volver a integrarlos. Se nota que la pandemia afectó a toda la socialización de los chicos, porque durante un año y medio se les ha enseñado todo lo contrario a lo que estamos habituados: que no pueden compartir, que no pueden prestar nada, que no pueden convivir… todo lo contrario a la socialización. Entonces, vamos a tener que hacer un gran trabajo para que nuestros chicos aprendan a socializarse, de otra manera, por supuesto, y que aprendan a volver a conversar y a expresarse y a integrarse, todo lo que en este momento hace falta”, explicó Irazábal, quien inmediatamente agregó que “están totalmente introvertidos, ahora viven con los celulares y las computadoras, los que tienen la PlayStation juegan a distancia. Hay un gran individualismo del cual nos va a costar salir. Y no sólo en los chicos, en los grandes también está pasando: no nos tocamos, mantenemos la distancia, carecemos de contacto físico. Todos somos conscientes de los cuidados, pero vamos a tener que ver cómo convivimos con estas nuevas normas de socialización”.

Los problemas en el aprendizaje

Por culpa de la pandemia del coronavirus que afectó a todos los aspectos de la vida, durante el año lectivo 2020 se determinó que todos los chicos pasen de año automáticamente luego de tener toda la temporada educativa clases de manera virtual. Sin embargo, y más allá de todo el trabajo que hicieron los docentes por intentar llevar adelante sus clases, muchas veces adaptándose sobre la marcha a las nuevas tecnologías, ahora se ve que la mayoría de niños y adolescentes no han fijado los conocimientos adquiridos. Es como si hubieran bloqueado todo lo que les enseñaron el año pasado.

“Estamos muy preocupados por el aprendizaje. Los docentes notan que los chicos no han fijado los contenidos el año pasado. La virtualidad afectó a la fijación de los contenidos. Pareciera que los chicos no recuerdan lo que aprendieron. Hay que volver a repasar esos contenidos”, manifestó la titular de la DDE.

Por esto mismo, el Consejo General de Educación (CGE) decidió que este año los alumnos deben pasar de año con el 70% de los contenidos aprendidos: “Hasta ahora se estuvo evaluando con el sistema conceptual, o sea Muy Bueno, Bueno, Regular, en el último trimestre se tendrá que trabajar con el sistema numérico para ver si aprobaron con el 70% del conocimiento adquirido. No va a ser como el año pasado que se pasó de año de manera automática, de ninguna manera. Este año vamos a evaluar los contenidos aprendidos para que haya por lo menos ese 70% de aprendizaje necesario para pasar de año”, aseguró Marta Irazabal.

“La familia y las escuelas son los dos pilares de la sociedad, la que le dan el ordenamiento. Tenemos que volver a reconstruir este tejido social, y eso se consigue con la presencialidad en las escuelas. Ahora, los chicos están ansiosos por volver a las escuelas, y los docentes también, quieren enseñar desde la presencialidad porque hay un agotamiento con la virtualidad”, concluyó

La vacuna, de nuevo la gran esperanza

A partir del martes que viene, los jóvenes entrerrianos de entre 12 y 17 años comenzarán a recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid-19. En su caso, recibirán la elaborada por el laboratorio Moderna y la inscripción ya está abierta, aunque se privilegiará a los que tengan comorbilidades.

“Esperemos que agilice mucho más todo cuando se empiece a vacunar a jóvenes de 12 a 17 años, y en este sentido hay que conquistar a la juventud para que se anote, ya que es una responsabilidad individual el tener que hacerlo”, aseguró Irazabal.

“Y como no estaba pensado llegar ya a esa franja etaria, tendremos que empezar una campaña para concientizar a todos los adolescentes y los jóvenes para que se vacunen y evitemos los contagios y podamos volver a una vida, aunque sea un poco más normal”, adelantó.

Dejá tu comentario