Ciudad | Alejandra Leissa | Concejo Deliberante | Gualeguaychú | Juntos por el Cambio | Luis Castillo | Piaggismo | PJ | Andrea Noguera | Hernán Ayala

Tras los nuevos aumentos, los concejales ganarán más de un millón de pesos al año

En el marco de permanentes pedidos de esfuerzos a la sociedad por la crisis económica, profundizada por la pandemia y los vaivenes del dólar, los integrantes del concejo deliberante electos por la voluntad popular recibirán un nuevo aumento salarial, superando de esa manera los $100.000 mensuales de bolsillo y largamente el millón de pesos al año.

Por Rodrigo Peruzzo

Cuesta encontrar un tema que no divida aguas en la política local. Permanentemente los dos bloques más votados, el Piaggismo y Juntos por el cambio, debaten ferozmente desde el uso obligatorio o no del tapaboca hasta la utilidad del nodio (tema en el cual no tienen la menor injerencia). Sin embargo, en lo que todos estuvieron de acuerdo fue en atar sus salarios a la paritaria municipal. Lo que se comunicó y celebró como una medida noble, ya que se desataban de los aumentos siderales del Poder Judicial, terminó siendo muy beneficiosa para sí mismos, ya que la Justicia este año se aumentó un 10% y los ediles locales tuvieron un incremento del 29% en total, en un 2020 signado por reducciones de salarios, despidos y el ATP como salvavidas de otros tantos.

Para pasar en limpio, el nuevo acuerdo que cerraron los trabajadores municipales con el gobierno al que están indexados los concejales implicó un 10% retroactivo a septiembre y un 3% desde enero de 2021. Recordemos que en el mes de septiembre se cerró la primera mesa que se vio interrumpida por la pandemia, en la que se acordó un 16%.

$111.250 es lo que cobrarán de bolsillo por mes los concejales a partir del 2021

Gracias a la gentileza del programa Fuera de Juego, ElDía accedió a un recibo de sueldo de un concejal. Del mismo se desprende que perciben (sin el último aumento) $152.109 de sueldo bruto, que tras los descuentos queda en un neto de $98.187. Si le sumamos un 10%, recibirán en el bolsillo alrededor de $108.000, y a partir de enero un estimado de $111.250. Para tomar dimensión, el sueldo mínimo vital y móvil en argentina es $18.900.

El Concejo Deliberante costará más de $57 millones en 2021

En el proyecto de presupuesto del Ejecutivo para el año próximo, se estipuló el gasto para el funcionamiento del recinto en $57.726.000. Es decir, casi 5 millones de pesos mensuales ($4.810.500).

Desglosando el presupuesto, el 99% ($57.159.000) va al pago de sueldos, y el resto se destina a bienes de consumo ($335.000), servicios no personales ($204.000) y bienes de uso ($28.000).

presupuesto 2021

El Piaggismo le esquiva al tema

La jefa del bloque del oficialismo Andrea Noguera fue consultada por ElDía pero prefirió no dar declaraciones. Apelando al archivo, se refirió a los sueldos políticos en marzo, cuando el Gobernador Bordet se redujo el 50% del sueldo y el de sus funcionarios e invitó a todos los estamentos del Estado a replicar la medida. En aquel momento, Noguera expresó: “Se decidió hacer campaña solidaria de otra manera (donaron entre todos los integrantes del municipio $500.000), en definitiva fue una invitación (la de Bordet); no te olvides que en el caso de los concejales, el Intendente y los secretarios ya tuvimos una reducción”, indicó.

El PJ cuenta con la amplia mayoría de las bancas, 9 de 13

Más acá en el tiempo, el edil Hernán Ayala consultado en Radio Cero sobre la posibilidad de un congelamiento de sueldo ante el nuevo aumento paritario, argumentó que “somos parte de un poder que representa a la sociedad y tomamos decisiones importantes como por ejemplo gravar a los bancos cuando lo tuvimos que hacer para beneficiar a los comercios y al sector cooperativo. Hemos gravado a las antenas, a las telecomunicaciones, decidimos que se respete el ambiente y el derecho de los inversores locales. Son decisiones que implican millones de pesos que implican mucho más de lo que percibimos como salario, y por ahí la sociedad a veces no lo llega a ver como beneficios”.

En la misma línea, destacó la “institucionalidad” con la que se trabaja en la ciudad, ya que “la sociedad no se merece un gobierno autocrático”. “Difícilmente un funcionario pueda reunirse con todos los actores del pueblo para una ordenanza, y de esa manera se van limando y construyendo proyectos participativos”, sostuvo.

Juntos por el Cambio, por la tangente

Ante los mismos cuestionamientos por los salarios desfasados de los ediles con el resto de la sociedad, el principal bloque opositor corre el foco hacia el ejecutivo. La concejal Alejandra Leissa reconoció en Radio Cero que “cuándo se le pide gestos a la sociedad me parece importante reducir los sueldos de todo el funcionariado político”. Sin embargo, inmediatamente apuntó que “en Gualeguaychú hay una situación contradictoria porque hay cada vez más empleados. Vemos personas que han aparecido en la municipalidad para trabajar para el ejecutivo y no sabemos de dónde se saca el dinero para pagarles, tiene que haber un replanteo desde lo político y dar un gesto de arriba para abajo”.

alejandra leissa

Argumentó que “se ha atacado a los concejales cuando nosotros hicimos una reducción de sueldo a fin de año, y parte de lo que estaba planificado era la reducción de sueldos del ejecutivo y eso no pasó”.

También aseguró que “la decisión de atar los aumentos de los concejales a las paritarias municipales fue del intendente, y él negocia con el gremio. Me parece que hay que aclarar, nosotros no votamos que se nos aumente los sueldos, viene dispuesto por el ejecutivo, que prometió bajarse los sueldos y no lo hizo”, reiteró.

Acá hay cada vez más empleados que están tomados por cuestiones políticas y no por méritos

“No me gusta mucho decirlo, pero con parte de mi sueldo yo colaboro con una ONG, todo suma la reducción que podamos hacer de nuestro sueldo, pero acá hay cada vez más empleados que están tomados por cuestiones políticas y no por méritos”, sentenció.

“Los que me conocen saben lo que yo pienso y lo que hago y estoy tranquila con eso, nos toca a nosotros que nos peguen y bueno es así”, concluyó.

El vecinalismo no quiere caer en “la trampa”

Al principio de la nota se spoileó que este tema cerró la grieta, ya que todos los concejales están de acuerdo con ganar más. El monobloque de “Gualeguaychú entre Todos” no le escapó a ello y cerró filas con sus pares.

Luis Castillo aportó a la discusión que “acá no se trata si es mucha plata o poca, sino realmente si uno hace algo para que esa plata rinda o si es tirarla a la basura”. A su vez, reconoció que “en ese sentido es muy feo comparar sueldos porque tenemos un sistema con las tres cuestiones básicas del Estado como la seguridad, la salud y la educación por debajo prácticamente de la línea de la pobreza, de ahí para arriba todo puede discutirse”.

luis castillo

Planteó la idea de nivelar para arriba los salarios y evitar caer “en el error de usar la política como una mala palabra, cuando es la única herramienta real de transformación de la sociedad”.

Aseguró en Radio Cero que “el mejor acompañamiento al esfuerzo es ser productivo, no bajarnos el sueldo sino mejorar la calidad de la contraprestación que estamos haciendo”, ya que sino “caemos en esta trampa dialéctica de ‘como me van a pagar menos voy a hacer menos, total…’ y creo que eso no suma sino resta. Me parece muy bien la vocación de servicio pero debe ir acompañada de una remuneración adecuada”.

Caemos en esta trampa dialéctica de ‘como me van a pagar menos voy a hacer menos, total…’ y creo que eso no suma sino resta

“Tenemos que tener la grandeza para decir la verdad no estoy respondiendo, tengo la dignidad de renunciar y mandarme a mudar; o todo lo contrario, me siento orgulloso de lo que estoy haciendo y sigo escuchando a la gente. No quiero ser personalista, pero particularmente me siento muy bien con gente que me llama todos los días, el 99% de los proyectos que presento son cosas que me trae la gente, soy un catalizador de sus ideas”, consideró.

Por último, reflexionó que “lejos de enojarnos tenemos que pensar que hacer para mejorar y que la gente sienta que no está perdiendo plata con nosotros. Con la carta orgánica tenemos que discutir eso, si hace falta que sean 13 o con 9 o 7 funcionaría bien, si el período debe ser por 4 años o revalidar cada dos, tenemos que estar en discusión permanentemente porque para eso nos ponen, nuestro patrón es la sociedad, y si siente que alguien le está saliendo caro lo debe cambiar con el voto”.

Dejá tu comentario